Celebran Día de la Convivencia Escolar en Escuela Manuel Espinosa López de Ovalle con su sello afectivo y lector

El Día Nacional de la Convivencia Escolar se celebra todos los  26 de abril para que las comunidades educativas puedan reflexionar sobre qué tipo de clima escolar están formando para sus estudiantes, abriendo espacios de diálogo para que el reencuentro a las clases presenciales sea amigable, enriquecedor y permita una mejor convivencia, que es la tarea permanente de la Política Nacional de Convivencia Escolar (PNCE) del Ministerio de Educación.

Uno de los ejemplos de buena convivencia escolar en la Región de Coquimbo lo tiene la escuela básica Manuel Florencio Espinosa López de la comuna de Ovalle, con su sello afectivo y lector, comunidad educativa que compartió un diálogo con la Seremi de Educación, Cecilia Ramírez Chávez, en el cual participaron representantes de estudiantes, profesores, asistentes de la educación, equipo de convivencia escolar, su directora, el Jefe del Departamento de Educación Municipal y profesionales del municipio.

La alumna Danna Vivar de 6 año básico y candidata a presidenta del centro de alumnos, afirmó que “mi escuela es perfecta, tenemos alumnos buenos y algunos malos que es muy normal, al igual que en las otras escuelas y que se puede ayudar a que los alumnos cambien. No hay nada que decir de mis profesores, de hecho también se toman el tiempo de darnos sermones, de escuchar y nos ayudan a desahogarnos”.

Para la Seremi de Educación, Cecilia Ramírez Chávez la visita a la escuela Manuel Espinosa López “le da todo el sentido a nuestro trabajo, el escuchar a los estudiantes, con tal sentido de pertenencia y críticos de su entorno. Ellos aman su escuela, lo pasan muy bien, destacan el cómo conviven y están aprendiendo a vivir en sociedad. Pero más aún cuando dicen nos falta porque tenemos compañeros que no tiene la fortuna de nosotros de ser acogidos por los adultos. Es una escuela que destaca en convivencia escolar. Es un equipo y una comunidad educativa que camina hacia un mismo objetivo que es el buen vivir. En la escuela se evidencian ambos sellos, el afectivo y el lector”.

La directora de la Escuela, Mónica Castillo Carvajal explicó que el sello afectivo y lector “apunta a entregar los conocimientos con cariño, además de entrarlos al mundo del conocimiento, a través de la lectura. Hacemos varias estrategias, como concursos literarios, lectura en el patio y concursos de cuentos. Lo afectivo es tratarlos con cariño, hacer campeonatos deportivos, escucharlos constantemente, hacerles talleres para que entiendan y para que se crean el cuento que son los mejores, a través de su participación en los actos, en cada una de las participaciones que la escuela tiene que tener, en los desfiles. Para sacar un niño a los desfiles, nosotros les lustramos los zapatos y los peinamos. Siempre tratamos que nuestros niños sientan que son los mejores”.

El Jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal de Ovalle, Nelson Olivares indicó que “tenemos un equipo fuerte en convivencia escolar para apoyar cada uno de los 80 establecimientos a cargo. Estamos haciendo talleres, reuniones y mesas de trabajo intersectoriales porque vamos más por la prevención de conflictos en colegios y liceos. La escuela Manuel Espinosa López destaca porque el nivel de conflictos es muy bajo, no tenemos accidentes escolares producto de algún conflicto y todos los estamentos escolares están alineados con la convivencia escolar. Una escuela con bajo nivel de conflictos escolares, una sana convivencia y buen trato, los aprendizajes son mejores y más sustantivos para nuestros alumnos”.

Trabajo del Ministerio de Educación en Convivencia Escolar

Durante este primer mes, el Ministerio de Educación ha diseñado una Estrategia de Bienestar y Convivencia que considera distintas líneas de acción, como Jornadas de reflexión y conversación al interior de las comunidades educativas; Fortalecimiento de competencias para abordar situaciones de conflicto y violencia en los establecimientos, a través de espacios y herramientas de formación; Acompañamiento territorial y articulación intersectorial en territorios con mayor concentración de casos de violencia;  Conformación de un consejo asesor que aborde temas de convivencia escolar. Además el pasado 19 de abril se realizó la Primera Jornada Nacional hacia una Educación No Sexista cuyo objetivo era abrir un espacio de diálogo y encuentro para iniciar un proceso de sensibilización y de transformación de las prácticas sexistas con la comunidad educativa; buscando restaurar las confianzas, a través de la contención y acogida de estudiantes, docentes y asistentes de la educación y así lograr avanzar hacia escuelas y liceos inclusivos con la participación de las y los estudiantes.

Escuela Básica Manuel Florencio Espinosa López

 La escuela básica Manuel Florencio Espinosa López tiene una matrícula mixta de más de 560 estudiantes, de prekínder a octavo básico. Está ubicada en la población Limarí de Ovalle, y recibe alumnos de ese sector, pero también de los sectores Vista Bella, Villa Agrícola, y población 8 de julio, entre otras, sectores de poblaciones calificadas en su mayoría, como vulnerables.  La escuela tiene  categoría alta y de autonomía, respecto a la condición de vulnerabilidad de sus estudiantes, y durante 6 años (tres períodos) han recibido la excelencia académica. Su directora con el proyecto escuela afectiva y lectora ha sido reconocida por la Alta Dirección Pública del Servicio Civil y la Contralaría de la República.

En convivencia escolar la escuela ha trabajado en la parte afectiva, a través de talleres de autoestima y entregan los contenidos pedagógicos de forma personalizada. En la parte lectora, incentivan la lectura de sus estudiantes, a través de la biblioteca CRA, en horas de libre disposición de la jornada escolar completa y durante los recreos. El equipo de convivencia escolar está integrado por una psicóloga encargada, una segunda psicóloga y una trabajadora social, pero directivos y profesores apoyan sus labores.

Noticias relacionadas
Menú